Futebol e máfia

Acabo de ver no Estadão uma matéria que informa: “o governo anuncia que quer assumir parte das funções de legislar sobre o futebol, exige mudanças na estrutura do esporte e rejeita a ideia de que a CBF pode, sem participação estatal, administrar o setor”: “Governo quer intervir no futebol brasileiro“. Nela, o Ministro do Esporte, Aldo Rebelo, defende que o Estado: “não pode ser excluído da competência de zelar pelo interesse público dentro do esporte” e deve “preservar o interesse nacional e o interesse público” nesse setor. Sinto, em algumas formas de escrever as coisas do Estadão, alguma reticência do jornal quanto a isso. Da minha parte, sou a favor de participação do governo sim. É interesse público sim. Inclusive saber o que acontece aí e desbaratar máfias vinculadas ao setor, como a que está sob investigação da Polícia Federal agora mesmo. E lembrei desse post abaixo, que está há um bom tempo como rascunho aqui no blog. Pareceu boa hora para finalmente publicar. Notar, de qualquer forma, que o artigo é de janeiro do ano passado (2013). O fato novo que é ótima notícia é essa investigação da PF sobre máfia de ingressos e prisão de empresário ligado à FIFA (já conseguiu habeas corpus e está solto, por enquanto, mas quem sabe dessa investigação e dessa nova disposição do governo de tomar parte das rédeas do setor no Brasil não esteja começando a surgir alguma luz no fim do túnel).

Cada vez que ouço falar em valores estratosféricos de contratos de alguns jogadores de futebol, inevitavelmente me passa pela cabeça: se os ‘peões’ levam isso, quanto não tiram os chefes do negócio e outros que a gente de repente nem vê no jogo? Mas essa questão não é a única que me aparece. A principal delas é muito ruim: é que tipo de dinheiro é esse. E a partir das denúncias como as feitas no texto “por qué la Fifa es el crimen organizado” (abaixo), não consigo evitar de me perguntar: se bancos como o HSBC, que têm que ter auditoria (supõe-se) e prestar certas contas, manejaram dinheiro de tráfico de drogas sabida e impunemente, a falta de transparência no setor do futebol, não só na Fifa, mas no âmbito dos grandes clubes aqui mesmo do Brasil, inclusive, permitiriam que tipo de operações? E vou contar: nunca engoli aquele mal-estar do Ronaldinho, aquela história esquisita que entregou de bandeja a vitória à França contra o Brasil, na copa realizada na França, justo contra a grande ‘estrela’ do futebol internacional da época: nóis. A partir daí, tenho me visto com dúvidas sobre quantos resultados de campeonatos de futebol podem ser tipo enredo de telenovela: “Criemos suspense, emoção e surpresa a cada partida, mas já temos o resultado final pré-definido.” Não me espantaria. Com essas coisas, meu entusiasmo por futebol foi caindo até quase a inexistência, inclusive no caso de Copas do Mundo. Faço até certa questão de não me interessar. Se esta Copa de 2014 não estivesse sendo no Brasil e isso não implicasse a responsabilidade do país como anfitrião, nem sei se estaria assistindo alguma coisa (no fim, não aguento não ver pelo menos parte dos jogos do Brasil, enfim). Por essas e outras (e tem um par de outras também), sinto um tipo de nuvem negra pairando sobre jogos de futebol que assisto, quando assisto. Entende-se o mal-estar que foi me dando o futebol? Então. Essa relação futebol-máfia é um dos principais motivos. Mas vão lá, torcidas, se matar pelo seu time (e esse é outro dos motivos).
fifa-blatter-corrupcion

Perguntinha inocente:
Alguém mais aí vê, quase sempre, em dirigentes de futebol, essa aura tenebrosa que eu vejo?


El Puerco Espín, 13/01/2013


FÚTBOL: POR QUÉ LA FIFA ES ES CRIMEN ORGANIZADO Andrew Jennings

En todos los bares del mundo los aficionados del fútbol, irritados por la continua corrupción  de la FIFA, gritan: “¡La FIFA es una mafia!”

¿Pero mafia? Ahora han ido demasiado lejos, ¿no?

No. Confíe en los hinchas. Están formulando un buen juicio. Cuando la presidenta Dilma Rousseff recibe a los líderes del fútbol mundial no hace más que acoger a una pandilla que cumple con todos los requisitos de la definición académica de lo que viene a ser un Sindicato del Crimen Organizado.

1. LA MAFIA

Mire el mundo del presidente Blatter: un jefe poderoso, comprometido con el enriquecimiento propio a través de actividades delictivas que implican corrupción y sobornos en los cierres de contratos. Y todavía está la manipulación de los resultados de los partidos y la extorsión de miles de millones de dólares de gobiernos ingenuos – como el de Brasil.

Esta familia criminal tiene incluso sus propios tribunales privados de la FIFA y un sistema de disciplina que no puede ser impugnado ante los tribunales civiles. Y tiene una cultura de omertá, un código de honor y silencio – ¿Ha oído hablar de algún funcionario de la FiFa que denuncie a sus jefes?

¿Has oído hablar de las Cinco Familias de Nueva York, que dominaban la mafia italiana en los EE.UU. bajo el mando de una jefatura poderosa? Pues la FIFA tiene seis “familias”. Son las confederaciones que dominan cada continente: la Conmebol en América Latina, la Concacaf en el Caribe, América del Norte y Centroamérica, la UEFA en Europa Central, la AFC en Asia, la CAF en África y la OFC en Oceanía.

Como  los mafiosos de Nueva York, cada grupo es semi-autónomo y dirige su propio crimen organizado, pero todos le deben una lealtad suprema al Capo di tutti i capi en Zurich.

La gente siempre me pregunta: “Después de que expusiste tanta corrupción de la FIFA, ¿cómo es que Blatter sigue en el poder?”

Aquí está la respuesta. No importa lo que los hinchas, los medios de comunicación o los políticos piensen o digan de estos impostores, Blatter es intocable.

La FIFA es el conjunto de 209 asociaciones nacionales. Ellas, y nadie más, tienen el poder de voto en el congreso de la FIFA. La máquina de Blatter está bien aceitada por donaciones para el “desarrollo” de millones de dólares a esas asociaciones, que no son auditadas, y por el enorme comercio ilegal de los preciosos ingresos de la Copa del Mundo, que van a parar abajo de la alfombra.

El presidente Blatter se refiere a su “familia del fútbol”. Vamos a corregir eso: es la Familia del Fútbol del Crimen Organizado.

¿Pero qué sabemos sobre Don Blatter y sus gángsteers que no quieren ver publicado?

Hace dos años, una fuente en Europa me dio una lista de 170 sobornos pagados a funcionarios de alto rango de la FIFA, que totalizaban un increíble valor de US$ 100 millones.

Los nombres de Joao Havelange y Ricardo Teixeira estaban en esa lista y me siento orgulloso de haber ayudado a forzar la salida del veterabi del COI (Comité Olímpico Internacional) y de su ex yerno de la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol).

Curiosamente, la lista de sobornos revela que más de $ 10 millones fueron pagados en efectivo a una persona anónima. Hace años me dijeron que Blatter fue lo suficientemente inteligente como para no dejar rastro de documentos sobre sus sobornos. ¿Así que esta será otra de sus listas de sobornos en contratos de márketing? Claro que él nunca responde a mis preguntas.

Y otra cosa que descubrí de Don Blatter. Es un depredador sexual y acostumbra aprovecharse de las funcionarias de su imperio en la FIFA. Son convocadas a una suite en los mejores hoteles del mundo y en la puerta de la habitación enfrentan la imagen del Líder Máximo abriendo su bata de seda – y revelando su equipo de hacer goles.

2 . LOS MIEMBROS DE LA ORGANIZACIÓN CRIMINAL

Ahora, vamos a nombrar y avergonzar al asistente personal de Blatter, Walter Gagg. Walter trabaja para Blatter en la FIFA desde los años 70 y, como su jefe, ve a las mujeres en el fútbol como oportunidades sexuales. Una vez Walter compartió una amante con Havelange. Cuando el presidente lo supo, la mujer fue despedida.

Walter tiene más cuidado ahora y se mantiene lejos de las víctimas de Blatter. Sus objetivos son mujeres jóvenes. Un amigo en Zurich me dio algunos correos electrónicos de Walter. Él había dejado los emails en su ordenador y terminaron siendo fuente de diversión para todo el mundo en el predio de la FIFA.

Pero ¡cuidado! Walter tiene un nuevo título – jefe de seguridad de los estadios – y loutiliza como excusa para visitar Brasil y mirar a las chicas.

Una imagen puede valer más que mil palabras. Mire la historia de amor entre Ricardo Teixeira y el secretario general de la FIFA Jerome Valcke. Si el brasileño es, como ustedes saben, un  ladrón, un estafador y un mentiroso que voló a Florida para escapar de la justicia, ¿qué dice sobre el secretario general del fútbol?

¡Eso es! ¡Acertaron! Valcke es un mentiroso profesional. Su reputación fue arrojada a la basura en un tribunal de Manhattan en 2006, cuando MasterCard demandó a la FIFA por mentirles sobre un contrato de patrocinio. En secreto, Jerome Valcke, entonces Director de Marketing de la FIFA, estaba haciendo negocios sucios con el rival, Visa.

El abogado Martin Hyman, de MasterCard, dijo al juez: “Hemos aprendido del Marketing Group FIFA sobre los seis grados de prevaricación: mentiras blancas, mentiras comerciales, bluffs, puras mentiras, mentiras directas y perjurio. El Sr. Valcke mintió hasta cuando testificó sobre sus mentiras. Pero en el mundo de la FIFA esto es absolutamente normal”.

El juez estuvo de acuerdo y condenó a Valcke como  mentiroso. El Presidente Blatter no tuvo otra opción y despidió a Valcke. Eso fue en diciembre de 2006.

Pero seis meses después, se nombró a un nuevo director ejecutivo de la FIFA. ¿Adivinen? Fue Jerome Valcke.

¿Por qué habrá cambiado Blatter de opinión? ¿Lo estaría chantajeando Valcke?

En abril de 2001, Valcke era parte de un grupo de empresarios franceses que trataban de hacer negocio con la FIFA. Durante las negociaciones – que finalmente fracasaron – Blatter envió una carta a Valcke (y tenemos esta carta) con un comentario sorprendente: “La posición de la FIFA de ningún modo será alterada por amenazas o intentos de chantaje”.

El chantaje es un delito, ¿no es así? Eso es lo que hacen los mafiosos. Así que Valcke debe ser de la mafia.

3. DEL TÍO PARA EL SOBRINO

Familia del Crimen Organizado de la FIFA  realmente quiere decir familia. Sepp Blatter tiene la potestad de ceder los lucrativos derechos de televisación directa de la Copa del Mundo a cualquier empresa en el mundo. Le dio un 50% de esos derechos a Infront, una empresa suiza de márketing. El jefe de la compañía es su sobrino, Philippe Blatter.

Pero el sobrino Philippe gana aún más. El tío Sepp (Joseph) lo ha ayudado a adquirir una inversión en la empresa Byrom que – bajo el nombre de Match – tiene el monopolio del lucrativo negocio de las ubicaciones para la Copa del Mundo Brasil 2014.

Son esos palcos exclusivos que se están construyendo en los estadios Maracaná y en otros estadios para los hombres de negocios más ricos del mundo.

Atención, amigo brasileño: no piense ni por un segundo que usted podría comprar un lugar allí y probar la experiencia gourmet que ofrecen. Conténtese con una hamburguesa mediocre en McDonalds y un lugar, si tiene suerte, detrás del arco.

La empresa Byrom pertenece a dos hermanos mexicanos, Jaime y Enrique. Su familia tiene una larga tradición en el fútbol mexicano y ellos son los mejores amigos del receptor de propinas Havelange.

He aquí un poco sobre la Big One. Es la agencia oficial de entradas de la FIFA. Aunque parezca increíble, controla la venta de todos los boletos para 2014.

Este año voy a escribir la historia (¡tengo los documentos!) acerca de qué exactamente hicieron los de Big One para convencer a los líderes de la FIFA de que les dieran estas maravillosas y lucrativas concesiones.

Entonces, al sobrino presidencial le está yendo muy bien con el evento que está siendo pagado por la población que paga impuestos en Brasil. Tengo que preguntar, ¿será que le paga una propina al tío Sepp?

La verdad es que Brasil está siendo jodido seriamente.

Los Byrom fracasaron en la Copa del Mundo Sudáfrica 2010 porque cobraron demasiado por los paquetes de alojamiento. Admiten que la pérdida fue de por lo menos $ 50 millones. Ahora planean recuperar lo que perdieron en 2014 y ganar más. El tío y su compañero Ric Trapaceiro convencieron a Lula de que garantice a Byrom y a otros parásitos de la FIFA la inmunidad respecto de los impuestos brasileños sobre las ganancias. Tal vez los hinchas deberían protestar frente a la oficina de Jaime y de Enrique, en Río.

¿Sabía usted que hay un club secreto masónico para empresarios conocido como Corporation McKinsey? Hablan una lengua de ruidos incomprensibles, que llaman “la jerga de la administración.” Y también se parecen a la mafia.

McKinsey fue contratada por Sepp Blatter a finales de los años 90 para “reorganizar” la FIFA. Firmó grandes cheques para McKinsey.

¡Adivine de nuevo! El sobrino Philippe era por entonces socio de McKinsey. Además de él, había un camarada llamado Markus Kattner. Después de unos años, el sobrino Philippe se convirtió en jefe en Infront. El Sr. Kattner también dejó McKinsey -para convertirse en el Director de Finanzas de la FIFA. Piense en lo mucho que debe saber sobre los acuerdos de dinero sucio hechos en el búnker de Blatter en Zúrich.

Esperamos que los periodistas brasileños – e hinchas- le hagan algunas preguntas.

LEIA O TEXTO COMPLETO NO EL PUERCO ESPÍN

Sobre Ani

Outros que contem passo por passo | Eu morro ontem | Nasço amanhã | Ando onde há espaço: | – Meu tempo é quando. ~Vinicius de Moraes~
Esse post foi publicado em Violências e marcado , , . Guardar link permanente.

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s