¿Quieres cantar? Aguanta

Para mim, Chavela Vargas é a cara de Almodóvar. Graças aos filmes dele, “En el último trago” entrou para meus clássicos. Tão dramático que é difícil cantar a sério. Maravilha do tragicômico. Adiós, Chavela. Este fin de semana habrá tequila en casa, para un último trago contigo, pa que las amarguras no vuelvan a ser amargas.




En el último trago

Piensa en mí

No volveré

——————————————————————————————

Fonte: El Microwave, via Cuba Debate, 06/08/2012

EL ÚLTIMO TRAGO DE CHAVELA VARGAS

Joaquín Sabina: “Con su desaparición, se pierde una manera de cantar llorando, un quejío inigualable, una expresividad fuera de lo común. Unos cojones y unos ovarios nunca vistos en la música popular desde la muerte de Roberto Goyeneche. Ella no vendía una voz, vendía un estilo. Era una maestra en perder la primera al tiempo que ganaba lo segundo.”

Tenía la voz más dolorosa que haya parido Latinoamérica. Cada vez que la canción salía de sus labios, mas te valía estar aferrado a una botella; si no, corrías el riesgo de encontrarte borracho y llorando sin un pretexto lógico. Sus notas, desgarradas, desafiantes, atravesadas por las penas, machistas, son una descarga de tequilas ante las que la única reacción imposible es la indiferencia. Chavela Vargas, “La Chamana”, de la estirpe de las últimas grandes cantoras en lengua española, era un alma única.

Como la mayoría de mi generación, me topé por primera vez con ella en sus dúos con Joaquín Sabina. Y tras la risa que dejaron sus travesuras con Sabina vino la curiosidad por saber más de esa voz tan original. Y fue descubrir uno de los templos de la canción en español, una las madres de la ranchera, una personalidad legendaria que ha atravesado México desde la década del cuarenta y ante la que nadie -desde su hermano afectivo José Alfredo Jiménez y Frida Kahlo hasta Carlos Monsiváis y Pedro Almodóvar– pudo quedar impasible.

Mujer de recio temperamento, cuando echaba una pelea lo hacía hasta las últimas consecuencias; así fue en defensa de su iconoclasta (por mujer) imagen de mariachi, así fue al elegir entre el tequila y la vida, así fue cuando impidió cualquier invasión a su cuerpo que intentara devolverle la salud. Quizás por esa confianza mexicana en que la muerte sería un momento bellísimo.

El domingo 4 de agosto falleció Isabel Varas Lizano y aunque medio mundo llevaba varios días esperando la inevitable noticia, esto no significó que, como en sus boleros, miles de almas se desmenuzaran en dolorosas migajas. No obstante sus seguidores, haciéndole honor, han lanzado tweets de alegres borrachos como los de @Santiagosegura y @don_dios.

Dicen que sus últimas palabras fueron “Me voy con México en el corazón”. Efectismos para la posteridad, o quizás otra leyenda más que sumarle a su gran leyenda. Lo más probable es que se haya ido pensando en noches, en bares, en guitarras, en amores y alcoholes difíciles.

Primero fue “La Negra” Mercedes Sosa. Ahora “La Chamana”. Nada, que los corazones del continente se nos están quedando huérfanos.

 

Un mundo raro

Anúncios

Sobre Ani

Outros que contem passo por passo | Eu morro ontem | Nasço amanhã | Ando onde há espaço: | – Meu tempo é quando. ~Vinicius de Moraes~
Esse post foi publicado em Homenagens, Música e marcado . Guardar link permanente.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s